«¿De quién es un enjambre de abejas a la fuga?» Artículos Curiosos (Cap.2.)

¿Alguna vez tu enjambre de abejas se ha dado a la fuga? ¿Qué derechos te amparan en un caso tan traumático como éste? ¿Podrás tratar de dar caza al enjambre o el dueño de la nueva finca en la que se instalen tus abejas tendrá la suerte de poder dedicarse a la apicultura desde ese momento y comer gratis toda la miel que quiera?

Aunque te parezca ridículo, los sesudos legisladores de finales del Siglo XIX, cuando aprobaron nuestro actual Código Civil (es de 1888) sí pensaron en una situación tan extraña como ésta. Y es que esta norma, como decimos, tiene más de 130 años y a pesar de ser objeto de reforma en numerosas ocasiones, ha mantenido determinados artículos, que si bien ahora pueden parecer ridículos, se conoce que en aquella época no lo eran tanto.

Volviendo al grano, ya dando respuesta a tu duda, has de saber que según el artículo 612 del Código Civil, si eres propietario de un enjambre de abejas tendrás derecho a perseguirlas sobre las fincas ajenas, eso sí, indemnizando a los poseedores de éstas el daño que pueda causar tu persecución ¡Ojo! Si las abejas acabaran en una finca cercada, necesitarás el consentimiento del dueño para penetrar en ella. Y si decidieras no perseguirlas, o finalmente te canses y ceses la persecución durante dos días consecutivos, el poseedor de la finca podrá hacer suyo el enjambre.

Así que ya sabes, si algún día se te escapa un enjambre de abejas, vete tranquilo a perseguirlo; estas en tu derecho.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn